Alguien alguna vez me dijo que uno no elige viajar, que el viaje te elige a vos...

EL PARAÍSO ESTA EN YANGSHUO

El autobús en el que viajamos de Shenzhen a Yangshuo fue toda una aventura. Al subir debes descalzarte y llevar tu calzado en una bolsita, ya que todo el autobús tiene alfombra; y está dividido en tres lineas de camas (cuchetas) literas, una en medio y una a la altura del suelo, con sus respectivas almohadas y mantas cada cama. No hay número de cama así que elegimos la que quisimos y luego nos dimos cuenta de que al final del autobús hay una cama grande que es de 4 personas, mucho más cómoda!!

El camino debía de ser bastante accidentado porque el autobús no paraba de dar saltos y para colmo nos tocó un conductor bastante brutito y pegaba unas frenadas que sólo lográbamos mantenernos en la cama gracias al cinturón de seguridad jejejeje

Por supuesto no teníamos ni idea de a qué hora llegaba ni de cómo enterarnos de donde bajar, y claro la opción de preguntar era bastante complicada ya que nadie hablaba ingles.















Así que tuvimos una noche bastante larga que sólo fue superada cuando al llegar al hotel en Yangshuo, el Rober descubrió que podía alquilar una moto!!! jajajajajaa

En fin, y así hicimos, alquilamos una moto eléctrica, que es con lo que suelen moverse los chinos en todos lados, y fue la mejor de las opciones. A pesar del cáos que son las calles de china, éste pueblo en particular es pequeño y tiene unos caminos de montaña maravillosos, entre los arrozales, el río Li y las montañas!! 
También es bueno comentarles que para alquilar una moto no te piden absolutamente nada, ni carnet de conducir, ni DNI, pasaporte...nada de nada.

Recorrimos durante todo el día la zona, visitando la Moon Peak, o montaña de la Luna, para la que hay que subir una buena cantidad de escaleras! y toda la vera del río Li.

También hay varias cuevas, a las que decidimos no entrar por no perdernos el maravilloso día que hacía afuera. Pero que dicen que son muy lindas para visitar.



Quiero hacer una especial mención al Bamboo House Resort, el hostel más bonito de todo el viaje!! dormimos en una habitación que daba a la montaña, con jacuzzi y un vater (inodoro) inteligente!! jajajajaaj si si, que con un simple apretar de botoncitos te limpia y te seca jajajajaa y bueno no les puedo explicar cómo disfruté de ese jacuzzi...

Por la noche la callecita principal se llena de gente paseando y cenando en los muchos restaurantes del lugar.
En fin, el recorrido de Yangshuo fue de lo más bonito, uno de los lugares más lindos que he visto y sin duda a donde me gustaría volver algún día.
Al día siguiente salimos bajo una lluvia torrencial a tomar el autobús con dirección a Guilin.